La pasión por un trabajo… ¿surge o se desarrolla?

 La pasión por un trabajo… ¿surge o se desarrolla?

Es común que, al ingresar al mundo laboral, las personas aconsejen: Busca tu pasión, encuentra tu pasión, o más complejo aún, trabaja en lo que te apasiona.

Es entonces cuando nos cuestionamos…. ¿Qué me apasiona? ¿Cómo lo busco? ¿Dónde lo encuentro? Estos cuestionamientos suelen ser solitarios pues es posible que nos apene confesar que no sabemos exactamente cual es nuestra pasión o cómo llegar a ella y damos por sentado que la mayoría de los que nos rodean tienen una pasión y, quizás, nosotros, somos la excepción.

De acuerdo a un estudio desarrollado por la consultora Deloitte, de 3,000 ejecutivos (de distintos niveles e industrias), sólo el 20% afirmaron que estaban apasionados por su trabajo, esto significa que, 2, 400 personas declararon que no sienten una gran emoción al desempeñarse laboralmente y que se conforman con generar ingresos, vivir una vida “confortable” y no estar tan desilusionados.

Parece ser que, la pasión, lejos de ser algo con lo que ya contamos en nuestra vida, es solo el privilegio de unos cuantos.

El problema no es la falta de pasión en las personas, el problema es que no han encontrado lo que les apasiona y, esto sucede porque se busca en el lugar incorrecto.

Jon M. Jachimowicz, docente de Harvard Business School, comparte tres claves que nos pueden ayudar.

1. No esperes a encontrar tu pasión… desarróllala.

Una idea errónea bastante común es que la pasión se descubre. Pero de acuerdo con Jachimowicz, ésta no se encuentra si no que se desarrolla. Es decir, el conjunto de tiempo, habilidades, confianza y conexiones te ayudará a desenvolver tu pasión y podrás seguirla con más facilidad.

2. Enfócate en lo que te importa, no en lo divertido.

De acuerdo con Jachimowicz, un gran número de personas deciden su pasión por la diversión o la felicidad que les brinda. Esto se debe a que la mayoría de las veces nos aconsejan a enfocarnos en lo que amamos en vez enfocarse en lo que nos importa. Esta diferencia es sutil pero significativa: Enfocarte en lo que amas asocia la pasión con lo que te hace feliz, pero enfocarte en lo que te importa alinea la pasión con tus valores y el impacto que quieres tener.

3. Supera los límites de la pasión.

A veces tenemos que hacer sacrificios para llegar a los límites de nuestros sueños. Por esto, es importante ver a nuestras pasiones como algo que puede ser desarrollado, es un proceso con muchos obstáculos y es algo que puede ayudarnos a cumplir nuestros objetivos.

Entonces, ya lo sabes, si no encuentras tu pasión es simplemente porque no la has desarrollado. Seguramente está allí, esperando que la descubras.

Redacción Lexium

Artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code