Exámenes de admisión de nueva generación

 Exámenes de admisión de nueva generación

Desde el contexto educativo, aplicar un examen de admisión tiende a ser un proceso un tanto complicado con implicaciones importantes, tanto para la institución que ha de decidir incorporar o no incorporar más estudiantes a sus aulas, como para el prospecto al ser admitido o rechazado.

Si bien es cierto que la necesidad de establecer filtros que permitan cuidar la calidad educativa y la   permanencia en las aulas de las personas que desean ingresar es imperante, también lo es que las instituciones tienen ahora nuevos retos en cuanto la admisión como el admitir a más alumnado, bajar la deserción, aumentar la eficiencia terminal, entre otros igualmente importantes.

Estas circunstancias han exigido al mercado educativo que incorpore alternativas más adecuadas, con lo cual surgen los “exámenes de admisión de nueva generación” que están sustituyendo las propuestas que habían sido utilizadas hasta ahora en México.

Los cambios que se están gestando apoyan a las instituciones a admitir a más alumnos, dándoles estrategias para la tutoría y el acompañamiento que ayuden a continuar con una buena calidad educativa y sin deserción significativa y, al prospecto, para convertirse en un alumno más eficaz y comprometido con su aprendizaje.

Aunque “el antes” todavía existe, poco a poco se está desdibujando para dar paso al “ahora” que a continuación se describe:

  • Antes pruebas que se aprueban o reprueban. Ahora evaluaciones que muestran un nivel de dominio.
  • Antes diagnostico rígido. Ahora diagnósticos cuantitativos y cualitativos.
  • Antes guías de estudio que requieren dirección y acompañamiento. Ahora preparación para examen de admisión autónomo y autodirigido.
  • Antes evaluación de nivel de conocimientos. Ahora se evalúa no solo el conocimiento sino la capacidad del individuo para analizar y sintetizar la información.
  • Antes visión fragmentada del individuo con énfasis en conocimientos y algunas habilidades intelectuales. Ahora visión holística que integra conocimientos, habilidades intelectuales, socio emocionales, hábitos, valores, etc.
  • Antes resultado para uso exclusivo del área de admisión de la institución. Ahora el diagnóstico se comparte con el prospecto para promover el autoconocimiento y el autodesarrollo y con el orientador de la institución para el acompañamiento oportuno.
  • Antes resultado rígido presentado en cifras y con una leyenda sobre la decisión de admisión correspondiente, ahora diagnóstico cualitativo que incluye, generalmente, planes de acción para la mejora continua.
  • Antes evaluaciones presenciales en ambientes estresantes. Ahora evaluaciones en línea en ambientes mucho más relajados.
  • Antes emisión de diagnóstico tardada. Ahora entrega de resultados inmediatos.
  • Antes poca información para otorgar retroalimentación al candidato. Ahora diagnósticos en plataformas electrónicas que incluyen descripción del resultado por escrito, audio, video, rutas de desarrollo entre otras cosas.

Los exámenes de admisión de nueva generación empoderan a toda la comunidad educativa y son una excelente opción en tiempos modernos.

Redacción Lexium

0 Reviews

Write a Review

Artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code