Curva del olvido: cómo no olvidar lo que aprendemos

 Curva del olvido: cómo no olvidar lo que aprendemos

Seguramente te ha pasado que lees un artículo interesante o comentas sobre un tema con tus amigos, después, te ocupas los días siguientes en otras cosas y la próxima vez que retomas la lectura o el comentario sobre el que hablaron, notas que has olvidado una buena parte del tema.

¿Por qué pasa esto? ¿Qué se debe hacer para retener aún más en la memoria? A continuación, te contaremos como funciona este proceso, así como consejos para que memorizar y aprender mejor.

Iniciemos con un concepto importante: la “Curva del Olvido”.

Éste es un fenómeno que fue propuesto a finales del siglo XIX por el psicólogo alemán, Hermann Ebbinghaus, el cual muestra como la información es perdida con el tiempo cuando no existe un esfuerzo de retenerla. Esto se debe en parte a que, por naturaleza propia, el cerebro decide eliminar algunos contenidos para no llenarse de tanta información.

De acuerdo con Ebbinghaus, para que una información se absorba completamente en nuestro cerebro de forma permanente, se deben dar dos situaciones: un aprendizaje de calidad y la repetición. Es decir, no basta aprender y esperar a que el cerebro lo absorba completamente, si no que es necesario refrescar a menudo la memoria repitiendo la información, proceso que se le conoce como “sistema de repetición por espacios”.

Éste particular proceso de memorización está basado en 3 etapas: la codificación, el almacenamiento y el recuerdo.

Por un lado, la codificación corresponde al momento que un término entra por primera vez en la mente (ésta puede ser reforzada por la vista, el oído, o incluso mediante el gusto o el tacto).

Después sigue el almacenamiento que llega cuando repetimos la palabra o el término en diversas ocasiones previniendo que se olvide, esto es precisamente la base del sistema de repetición de espacios, pues entre más repitas la información, más se fijará en la memoria.

Y finalmente, se llega a la etapa del recuerdo, cuando el cerebro busca una palabra o término ya almacenada para utilizarla.

Si requieres otras formas de memorizar con éxito, te recomendamos lo siguiente:

1. Fragmenta el material
Organiza bien tus notas y subraya lo más importante para que tu cerebro lo recuerde correctamente.

2. Elimina las distracciones
Saca tu material para estudiar y aléjate de cualquier distracción o estimulo visual que pueda interrumpir tu concentración.

3. Vincula con cosas conocidas
Si no te acuerdas de un término o significado, vincula cada palabra con el nombre de algún conocido o algo que te parezca chistoso y sea fácil de recordar.

4. Dibuja mapas o diagramas
A veces es mejor memorizar con diagramas ya que el cerebro lo asimila mejor y te ayudará a hacer conexiones entre los términos.

Recuerda siempre, lo que aprendemos, es lo que nos hace avanzar. 

Redacción Lexium

Artículos relacionados

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code